TARIFAS

 

 

En el ámbito regulatorio, la función de emisión de decretos tarifarios le corresponde al Ministro de Economía, el cual define las tarifas para los sectores de telecomunicaciones, servicios sanitarios y electricidad. Con tal objeto y a través de diferentes modalidades, el Ministerio de Economía participa en los procesos tarifarios aportando su perspectiva y conocimiento intersectorial, así como su visión general de la marcha de la economía. También es función del ministerio impulsar la legislación en los campos de la competencia y de la regulación económica, tal como se analizó en las páginas anteriores.

En virtud de sus funciones en materia de desarrollo de los mercados, el legislador ha considerado necesario que la Fiscalía Nacional Económica se relacione con el Presidente de la República a través del Ministerio de Economía, cuyo ministro designa al Presidente de la Comisión Preventiva Central y a los Presidentes de las Comisiones Preventivas Regionales. Del mismo modo, también nombra a un jefe de Servicio para participar en la Comisión Resolutiva.

En el sector eléctrico la función de determinación y cálculo de las tarifas es manejado por la CNE y la SEC, organismos que proponen las cifras al ministerio para que este apruebe y fije los estándares.

La legislación vigente establece que las tarifas deben representar los costos reales de generación, transmisión y de distribución de electricidad asociados a una operación eficiente del sistema, de tal forma de entregar las señales adecuadas tanto a las empresas pertenecientes al rubro eléctrico, como a los consumidores finales, con el fin último de alcanzar un desarrollo óptimo de los sistemas eléctricos.

En tarifación, se puede hablar de costo marginal de potencia y de energía. La valorización de las ventas de electricidad en base a energía corresponde a una medida de la cantidad total del producto electricidad suministrada durante un periodo de tiempo; mientras que la valorización en base a potencia corresponde a una medida de la cantidad máxima instantánea (potencia de punta) que un generador es capaz de asegurar al sistema a lo largo de un periodo de tiempo. Con respecto al nivel de generación y transmisión existen 3 tipos de tarifas:

 

 

 

 

El costo marginal instantáneo se define como el costo en que el sistema eléctrico incurre en promedio durante una hora para suministrar una unidad adicional de energía, considerando la operación óptima definida por el CDEC.

Estos valores son calculados en las barras de aquellas subestaciones en las que los retiros e inyecciones de energía originen transferencias entre los componentes del CDEC, es decir, se define como el precio que le debe cancelar un generador a otro para poder cumplir con sus límites de generación, debido a contratos.

Los precios libres corresponden a los precios que cancelan las empresas directamente a las generadoras, luego de realizar negociaciones bilaterales para acordar un precio entre las partes. Estos clientes corresponden a los grandes consumidores industriales y mineros del país, como por ejemplo Codelco, la CMPC, entre otras grandes empresas. Por tanto, se puede decir que los potenciales clientes libres son los que poseen altas capacidades y medios de negociación frente a las empresas eléctricas. Además estos clientes libres presentan consumos por sobre los 2000 [kW] de potencia, lo cual los convierte en industrias capaces de asociarse con terceros o individualmente para abastecerse de recursos energéticos con planes propios, por lo que presentan gran poder también. Esto último se ve beneficiado con el nivel de competencia existente en la actividad de generación, la cual es fomentada por el CDEC, puesto que las empresas "luchan" por lograr contratos de suministro con estos grandes clientes.

Los precios de nudo son utilizados para valorar las ventas de las generadoras a las distribuidoras, las cuales a su vez cobran a los clientes finales. Este precio de nudo puede ser de potencia o de energía. El primero es igual al costo de capital de una turbina a gas, el cual es el mismo fijado por el CDEC para valorizar las transferencias de potencia entre los distintos generadores; el segundo corresponde a un promedio ponderado de los costos marginales previstos para los cuatro años siguientes y es calculado por la CNE.

Los precios de nudo para el CDEC-SIC son calculados en base al modelo GOL (Gestión Óptima del Laja), mientras que el CDEC-SING utiliza el modelo Coste.

En términos simples, el precio final que pagará el consumidor regulado corresponderá a la suma de los precios de nudo y del valor agregado de distribución.

El Valor agregado de distribución (VAD) corresponde al costo medio de proveer el servicio de distribución eléctrica y se determina a partir de la operación simulada de una empresa modelo para distintas zonas con estructuras de costos similares. Cabe señalar que se realiza un proceso para el conjunto de las empresas y no para cada empresa como es el caso de los sectores de telecomunicaciones y sanitario.

La CNE realiza el estudio de costos de la empresa modelo, pero las empresas del sector tienen la posibilidad de contratar también un estudio. En este caso, el valor final de los valores agregados de distribución es un promedio ponderado de los resultados obtenidos por la CNE y las empresas, con una ponderación de dos tercios y un tercio respectivamente. Lo cual refleja el poco poder que pueden ejercer las empresas contra el estado regulador

La metodología de cálculo de los valores agregados difiere totalmente de la de precio de nudo. En el caso de los precios de nudo, se trata principalmente de hacer correr modelos matemáticos de optimización actualizando, cada semestre (Abril y Octubre), las variables exógenas al modelo. Lo complejo de estos procesos es la elaboración de los modelos pero su aplicación se convierte en las etapas posteriores en una actividad periódica. En cambio, el cálculo de los valores agregados requiere de un estudio específico para cada proceso. Cada cuatro años se debe estimar los costos medios de largo plazo de una empresa modelo para cada área típica definida en las bases. La empresa modelo es una empresa teórica que cumple con el requisito básico de ser eficiente en su política de inversiones y en la gestión. Para poder calcular los costos medios de distribución y de atención a cliente se desarrollan las siguientes etapas previas:

    1. Dimensionamiento de la demanda
    2. Especificación de las instalaciones del sistema eléctrico de distribución
    3. Definición de la organización de la empresa modelo
    4. Dimensionamiento de las instalaciones de muebles e inmuebles
    5. Determinación de los precios unitarios de los recursos
    6. Cálculo de las pérdidas medias de energía y potencia.

 

El procedimiento formal correspondiente a la fijación de los precios de distribución es mucho más complejo que el de los precios de nudo. Se inicia un año antes del término del período de vigencia de las tarifas con la estimación del valor nuevo de reemplazo (VNR) de las instalaciones de cada empresa concesionaria. Esta información sirve, principalmente, para el chequeo de rentabilidad que se efectúa al final del proceso. Luego, seis meses antes del término del período de vigencia de las fórmulas tarifarias, la CNE entrega las bases del estudio; las empresas tienen quince días para hacer llegar sus observaciones y la CNE quince días para responderlas. Antes de dos meses del término del período de vigencia, las empresas deben entregar su estudio a la CNE, la que tiene un lapso también de quince días para comunicar los valores agregados de distribución finales y las tarifas preliminares correspondientes a estos valores agregados. A partir de estas tarifas preliminares se efectúa el chequeo de rentabilidad de la industria. Si la rentabilidad global de la industria con las nuevas tarifas preliminares es inferior a 6% o superior a 14%, se deben ajustar los valores agregados, lo cual se traduce en variaciones a las tarifas finales, hasta llegar al límite inferior o superior de la banda según corresponda. Antes de treinta días del término de vigencia de las tarifas, la CNE debe comunicar al Ministerio de Economía las tarifas que aplicarán durante el período siguiente.

En conclusión, se puede decir que el precio de nudo se calcula semestralmente en los meses de abril y octubre, mientras que el valor agregado de distribución se fija cada cuatro años.

A continuación se aprecia un esquema que especifica esta situación:

 

 

 

En cuanto a los clientes regulados se pueden identificar 4 tipos:

 

 

 

 

 

En referencia a los sistemas de transmisión, estos cuentan con ingresos referentes a sistemas de peajes, los cuales se originan con la finalidad de generar un mercado competitivo para la comercialización entre las empresas generadoras y entre las empresas generadoras y los grandes consumidores de los sistemas interconectados.

Los peajes constituyen un mecanismo para transferir rentabilidad a las empresas transmisoras y se dividen en dos tipos: peaje básico y adicional. El primero consiste en el pago por concepto de inyección directa, en su área de influencia, de potencia por las líneas de transmisión, además le da la facultad al generador de retirar energía y potencia desde cualquier punto de su zona; el segundo consiste en el pago extra que se debe incurrir por inyectar potencia en zonas fuera del área de influencia de las generadoras.

A pesar de las innumerables especificaciones legislativas del sistema eléctrico y de las precauciones tomadas para evitar fallas, igual se producen faltas de suministro y pérdida de seguridad del sistema. Por ejemplo, si es sistema recibe una demanda excesiva, fallan algunas centrales o se produce algún desperfecto por motivos de cualquier tipo, el Estado, según las leyes vigentes, exige a las empresas responder ante los clientes mediante el sistema de compensaciones. Según este sistema, las empresas deficitarias deberán compensar a sus clientes por la energía no servida. El organismo que fiscaliza y supervisa este tipo de situaciones, además de muchas otras, es la SEC, quien puede imponer sanciones a las empresas generadoras, si lo amerita.

 

 

Volver a Contenidos