COSTOS MAREOMOTRIZ


En el mundo existe un gigantesco potencial de extraer energía a partir de las ondas marinas. La figura 7.6.1 muestra la distribución de energía, en términos de áreas geográficas, está presente en el mar. Chile por sus características geográficas y por las características de corrientes marinas que enfrenta, tiene un gran potencial para desarrollar este tipo de energía.




Sin embargo esta tecnología aún no está siendo desarrollada a precios competitivos de mercado. La figura 7.6.2 muestra los costos de desarrollo de diferentes tecnologías usadas. Como podemos ver, los costos a una tasa de descuento del 10% (tasa mínima usada en Chile para evaluar proyectos) superan los 200 US$/MWh en el mejor de los casos. Existen sin embargo experiencias a costos más reducidos pero con capacidades de generación muy reducidas.




Otro aspecto que podemos nombrar es que existen diferencias significativas en cuanto a los costos de inversión según el tipo de tecnología. La tabla 7.6.1 muestra estos costos en conjunto con los costos de mantenimiento y el factor de planta. La variabilidad en la producción de energía resulta similar al caso de la generación eólica, encareciendo los proyectos de forma importante. Otro factores que explica una diferencia importante es la lejanía del generador a la costa, como se puede apreciar en la tabla. Los costos de construir alguna infraestructura sobre el mar es muy caro, en conjunto con los altos costos de construir la línea de transmisión para llevar la energía a la red.





Otras fuentes indican una situación similar en la tabla 7.6.2:





El futuro de esta tecnología depende fuertemente de lo avances tecnológicos que puedan hacer esta energía accesible a precios más competitivos. El desarrollo conjunto con generadores eólicos offshore, puede ser una oportunidad para compartir infraestructura, como las líneas de transmisión,  y abaratar los costos de ambas energías.


Las proyecciones de costos indican que esta tecnología esta en una etapa inicial, que tiene un gran potencial para desarrollarse, pero que no veremos tal desarrollo sino dentro de varias décadas. La figura 7.6.3 muestra una estimación realizada, donde se muestra que si bien hay una reducción importante de costos, para el año 2020 habría una potencia instalada entre 2 y 5 GW, lo que es muy poco comparado a otras tecnologías.